Ceremonia del Cacao

Cacao, la planta madre del chocolate, es una antigua medicina del corazón de los Mayas y Aztecas. Durante miles de años, este Superalimento se ha utilizado en ceremonia para despertar la creatividad, el bienestar, el amor propio, los viajes interiores y para descongelar las emociones. El origen: Los aztecas aprendieron de los Mayas el cultivo y preparación de la que era la bebida de los Dioses, ellos le llamaban “Cacahuat” cuando ya extraían la bebida amarga que obtenían de sus frutos lo llamaban “Xocolatl” de ahí el nombre de Chocolate en castellano. Es importante mencionar que solo era consumido por el emperador y la nobleza.

La Ceremonia

Comenzamos este día junto con una taza de Cacao Ceremonial y una meditación, conectándonos con el Espíritu de esta planta mágica. Es a través de nuestra intención y oraciones que entramos en un estado de alegría y profunda sacralidad de la ceremonia acompañada de la Música. “Abuelita Cacao” ayuda a crear un espacio para una mayor atención y sensibilidad y nos permite acceder a los lugares dentro de nosotros que necesitan cura.

¿Qué cacao es?

Una dosis ceremonial de cacao es de aproximadamente 42 gramos de cacao criollo. Comienza a tener un efecto físico entre 30 y 45 minutos de haberlo consumido. Acelera el flujo sanguíneo en nuestro cuerpo, por lo que la irrigación en nuestro cerebro aumenta hasta un 40%, trayendo claridad y presencia al pensamiento. Nuestro corazón comienza a latir con mayor fuerza. Esto no ocurre únicamente a un nivel físico. A un nivel sutil, la energía del corazón se expande, se hace mas presente, podemos escucharlo y sentirlo con mayor claridad.

Efectos

Sanación emocional

Cuando se trabaja en ceremonia con el espíritu de este grano se realiza un viaje al interior de nuestro ser donde reside nuestra sabiduría, esta ceremonia te reconecta con la belleza, la dulzura y el amor que reside en ti mismo. Terapéuticamente te ayuda a que recuperes tu poder para relacionarte y para servir a los demás

Sanación física

El cacao es rico alimento en principios estimulantes, proporciona energía para superar el trabajo cotidiano, manteniéndote mentalmente más activo, eliminando los dolores corporales, conservando la piel más limpia y libre de impurezas. En el cacao correctamente preparado, según nuestra receta, encontramos un nivel elevado de Teobramina, la cual produce las betas-endorfinas. Estas hormonas son las responsables directas de las sensaciones de tranquilidad, relajación y felicidad. Actúa como diurético y estimula el sistema renal. Tiene un efecto estimulante en el sistema nervioso central.

Beneficios

  • El cacao contiene pequeñas cantidades de otras sustancias endorfínicas, responsables directas del éxtasis emocional; estimula los centros del placer y da una sensación de amor constante Por ello, los científicos llegaron a la conclusión de que el chocolate tomado en cantidades superiores induce una sensación placentera y de bienestar
  • Contiene antioxidantes naturales, adecuados principalmente como protección contra las enfermedades del corazón y que ayudan también a prevenir enfermedades degenerativas, el envejecimiento de las células e incluso el cáncer
  • Actúa en el hueso esfenoides, un hueso impar situado en la parte media de la base del cráneo, donde se aloja la glándula pituitaria que es estimulada gracias al alto contenido de teobramina que contiene el cacao ceremonial y que nos ayuda a despertar nuestro tercer ojo (sexto chakra)