Facilitación

La facilitación de grupos es un conjunto de herramientas, técnicas y habilidades para garantizar el buen funcionamiento de un grupo, tanto en la consecución de sus objetivos y realización de su visión colectiva, como en la creación de un clima relacional donde reine la confianza y una comunicación fluida, empática y honesta.

“La facilitación de grupos es un proceso en el que una persona, cuya elección es aceptada para todos los miembros del grupo, esencialmente neutral, y sin autoridad sustantiva en la toma de decisiones, diagnostica e interviene en un grupo para ayudarle a mejorar la manera en que identifica y resuelve sus problemas y toma decisiones, aumentando así la efectividad del grupo”

(Roger Schwarz, The Skilled Facilitator, J ossey Bass, 2002).

La facilitación ayuda a prevenir conflictos al incidir tanto en los aspectos estructurales y productivos del grupo, especialmente en la toma de decisiones y la evaluación de las estructuras grupales existentes, visibles y ocultas, como en el propio proceso grupal, desvelando problemas relacionales, situaciones de privilegio y abuso de poder y otros efectos no deseados de la cultura grupal. También ayuda a resolver conflictos, en caso de que éstos aparezcan, en combinación con técnicas diversas, como el Foro Orientado a Procesos(FOP), Forum, Dragon Dreaming, Comunicación No violenta o la Mediación.

La facilitación es especialmente valiosa en el caso de grupos de iguales, como asociaciones, cooperativas y comunidades, aunque se aplica con igual éxito a cualquier otro tipo de grupo, como una empresa, una organización no gubernamental o una administración pública. También se puede aplicar a grupos informales, como parejas y familias, grupos de amigos, vecinos, redes sociales, etc.

La facilitación de grupos te puede ayudar a:

  • Crear grupos más eficientes que consiguen lograr sus objetivos de una manera menos costosa y más de acuerdo con sus valores
  • Mejorar la estructura de tu grupo dando un lugar a las distintas piezas o voces del sistema
  • Revisar procesos de tomas de decisiones para adecuarlos a las necesidades del grupo
  • Mediar y gestionar conflictos para transformar los patrones que los originan
  • Optimizar la gestión del tiempo de trabajo o reuniones
  • Diseñar nuevas estrategias o proyectos
  • Indagar en las mejoras y evaluación de los procesos existentes
  • Crear espacios de conexión grupal